Consagración a María

CONSAGRACIÓN DEL PROYECTO DAVID A MARÍA INMACULADA

Nos consagramos a Ti, oh María, Madre Inmaculada, como Madre del Amor, de la Vida y de la Esperanza. Te consagramos lo que somos y lo que hacemos, confiados a tus cuidados de Madre, que nos abren a la gracia de Dios.

A Ti que conoces los misterios del Corazón Divino, te ofrecemos nuestro trabajo y nuestra oración por la vida, y te pedimos que nos ayudes a recibir la luz del Espíritu Santo para hacer lo que Dios quiere. Guía Tú, como Madre y Maestra, nuestros pasos hacia la realización de los proyectos del Corazón de Dios.

Imploramos tu bendición maternal sobre el Proyecto David, sobre aquellos que trabajamos por la vida a través de esta iniciativa por la vida desde la fe, y sobre todo aquel a quien llegue nuestro servicio. Bendícenos como equipo, Madre, y bendícenos personalmente, porque tu amor es para todos y cada uno de nosotros.

Te entregamos todo lo que hacemos y somos, incluso cuando esté manchado por nuestro pecado. Sabemos que Tú, Madre Inmaculada, nos acoges como somos, y nos llevas a lavarnos en la Sangre Preciosa de Cristo.

Confiados a Ti no tememos nuestras limitaciones, porque en nuestra consagración te pedimos que hables Tú por nuestra boca a las mujeres que están pensando en abortar, para que nuestras palabras sean las que ellas necesitan escuchar para dar a luz a sus hijos. Mira en nuestros ojos con el amor que sólo tú, Madre, sabes mirar, y penetra así en el corazón de todos los que encontremos en el camino que el Espíritu Santo nos impulse a recorrer.

Multiplica con tu toque maternal la acción de concienciación y formación en la defensa de la vida.

Enséñanos a orar como conviene, y a orar sin cesar por los que están atrapados en la cultura de la muerte. Acompáñanos, Madre de Pentecostés, para pedir siempre el Espíritu Santo y ser dóciles a la voz del Señor.

Quédate con nosotros al pie de la Cruz de los lugares donde se practican abortos, donde se sigue sacrificando al inocente; nos confiamos a tu intercesión por la conversión del personal empleado en la cultura de la muerte.

Te confiamos a todos los niños que están en peligro de ser abortados, te pedimos que salves sus vidas con tu poderosa intercesión, y que sean muchas las mujeres que puedan dar testimonio de que es mejor apostar por la vida que por la muerte.

Ayúdanos a acompañar en su Vía Crucis a las mujeres que han abortado, y todos aquellos que han participado en un aborto. Muéstranos la palabra y el gesto oportuno para invitarlos a llevarte a su casa, Madre de la esperanza.

Intercede por nosotros, como en las bodas de Caná, y no dejes que se nos acabe la alegría ni la ilusión de trabajar por la defensa de la vida humana.

Te pedimos que nos inspires con tus ojos de madre y tus entrañas de misericordia, para actuar siempre desde el amor y la compasión.

María, Virgen Inmaculada, Madre de Dios y Madre nuestra, implora siempre al Padre, por los méritos de Cristo, que envíe sobre nosotros el Espíritu Santo.

AMÉN

2 pensamientos en “Consagración a María

  1. […] Consagración a María […]

  2. LICHE 15 agosto, 2012 en 12:49 AM Reply

    que hermosa oracion AMEN AMEN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: