Así fue el II Rosario público por la vida (Cádiz)

Una familia de los Equipos de Nuestra Señora dirige uno de los misteriosEl 6 de Julio por la tarde, convocado por Proyecto David, tuvo lugar el Rosario por la vida. El acto empezó con el manifiesto, que explicó los motivos del mismo: “Pedimos a Dios que inspire a quienes gobiernan los pueblos planes integrales de apoyo a la maternidad, que fomenten la adopción en casos necesarios y que nunca apuesten por la eliminación del más débil”. “Rogamos a Dios que nos dé a todos la firme voluntad y la fuerza de su Espíritu Santo para acoger y ayudar a cuantos necesitan nuestro apoyo espiritual y material” […] “Los cristianos sabemos que la abolición del aborto no es cuestión de fuerza ni de poder, sino que debe ser una lucha penetrada por el Espíritu de Dios, que con su aliento y consuelo nos llena del amor que sólo Dios sabe dar: el amor que necesita sentir toda mujer que se plantea abortar a su hijo, toda persona que sufre el trauma post-aborto, y todos los que alguna vez participaron en este acto, la gran lacra de nuestra sociedad, un mal por cuya aceptación social germinan otros grandes males”.

Una cruz de las Carmelitas descalzas presidió la oración e hizo presentes a las congregaciones que se unieron a ella desde sus claustros. Tras el manifiesto, una familia del Camino Neocatecumenal dio testimonio de su encuentro con Cristo y su vivencia de fe en medio de las debilidades y problemas de cada día. El Rosario fue iniciado por el vicario general de la Diócesis, D. Guillermo Domínguez Leonsegui, y a continuación los cinco misterios dolorosos fueron desgranados por distintos movimientos y asociaciones, como Radio María, la recientemente creada Hospitalidad de Lourdes -que acababa de regresar de su primera peregrinación al santuario francés-, los Equipos de Nuestra Señora, el Camino Neocatecumenal y los Cursillos de Cristiandad. Las letanías fueron dirigidas por un niño de la Parroquia del Santo Ángel Custodio (castrense), cuyo párroco pronunció la bendición final. También acudieron personas de otras asociaciones (Vida Ascendente, Movimiento Familiar Cristiano, etc.), así como varios sacerdotes y religiosas.

El acto concluyó con un baile ofrecido a la Virgen María por los numerosos niños del Camino. Entre ellos se encontraba Judith, una alegre y preciosa niña con síndrome de Down, la quinta de seis hermanos, que participó como una más, bailó y disfrutó con el encuentro. Dio testimonio vivo de la injusticia e increíble discriminación que supone que a estos niños se les niegue el derecho a nacer y a vivir, por ser considerados “imperfectos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: